Cadena del Interior

domingo 14 julio, 2024

Robos masivos en Córdoba: atacaron 12 comercios en una sola noche

El dueño de un local en barrio Lamadrid contó que vecinos le avisaron que le rompieron la persiana para robarle. Los delincuentes se organizan vía WhatsApp.

Crece la alerta en Córdoba y en otras provincias argentinas por los robos que se llevaron a cabo en las últimas horas, tanto en supermercados como en otros locales comerciales.

En Córdoba, sólo en la noche de este lunes y madrugada de martes se vivieron 12 episodios, que algunos se concretaron y otros no (por intervención policial) y se supo que los delincuentes se organizaron con anterioridad mediante WhatsApp.

Esta madrugada un grupo entró en un local de mueblería y electrónica del barrio cordobés Lamadrid. Mateo Mansilla, el dueño del negocio, contó que a la una de la mañana los vecinos le informaron que le rompieron la persiana y para robarle.

“Destrozaron la puerta y se llevaron bastante mercadería: bicicletas, algunos electrodomésticos, la caja chica, una luces profesionales con las que sacábamos fotos, y otras cosas”, indicó.

Señaló que fue un “pequeño grupito” y precisó que no pudieron identificar a nadie. 

También destacó la participación de los vecinos, quienes se quedaron en la puerta del negocio hasta que llegó la Policía para evitar nuevos robos.

Por otra parte, en el barrio Los Granados, también en la capital cordobesa, este lunes a la noche un grupo de delincuentes intentó ingresar a un supermercado ubicado en José Manuel Fierro al 3800.

Forcejearon el portón y tiraron piedras, pero desistieron porque llegó la Policía, quien a la tarde de ese mismo día le había avisado a la dueña del lugar que podían ir a robar, debido a que habían escuchado audios de WhatsApp.

Bernice, la dueña del supermercado, que debió resguardarse con su hijo atrás del local.

“Este lunes tipo 8.20 empezamos a sentir unos golpes fuertes y llamamos al 911. Esperábamos adentro que reventaran la puerta y entraran”, expresó.

Y reveló: “Este lunes a la tarde estuvo la Policía y dijo que podía ser que vengan a intentar robar, que nos cuidemos, porque habían escuchado unos WhatsApp sobre que habría robos en esta zona”.

En ese marco, advirtió que no abrirán el local “por un tiempo hasta que se arregle la situación”. Y concluyó: “Estoy muy preocupada y siento mucha impotencia”.