Cadena del Interior

martes 28 mayo, 2024

La Cámpora busca impulsar la candidatura de Cristina Kirchner y prepara una masiva marcha para el 24 de marzo

La Cámpora trabaja en un diseño electoral del Frente de Todos en 2023 que le otorgue total centralidad a la vicepresidenta Cristina Kirchner, sea esta candidata o no. “Su voz es fundamental”, repite uno de los principales dirigentes del espacio ultra K.

Con la idea de reforzar este concepto, la organización que comanda Máximo Kirchner trabaja en una gran movilización para el 24 de marzo en la que, además de celebrar el Día de la Memoria y los 40 años de la democracia, se unifique a todo el Frente de Todos detrás de la idea de que la Vicepresidenta fue “proscripta” y que “se debe romper” con esa condición.

Así lo planteó el propio Andrés “Cuervo” Larroque en una entrevista durante esta semana. “La tarea central de la militancia y del conjunto del pueblo que se referencia en Cristina (Kirchner) es salir a romper esa proscripción”, señaló el funcionario del gobernador Axel Kicillof en una entrevista durante la semana pasada.

A las pocas horas, legisladores del Frente de Todos como la diputada nacional por Misiones Cristina Britez comenzaron a publicar en las redes sociales imágenes con la leyenda: “hay que salir a romper la proscripción a CFK”.

La Cámpora ya trabaja en una masiva marcha para el 24 de marzo que “rompa” con la proscripción de Cristina Kirchner

En La Cámpora retiran que no se puede hablar de peronismo “sin Cristina Kirchner en la cancha” y buscan que la del 24 de marzo sea una movilización que sirva como demostración de fuerza para aplacar los reclamos internos de los sectores más moderados del Frente de Todos o los gobernadores, que exigen más participación en la definición de los candidatos.

“La mejor forma de callar los reclamos internos es demostrar que Cristina Kirchner es la que convoca”, le dice a este medio un intendente allegado a la Vicepresidenta. La idea es convocar a todos los espacios del Frente de Todos, las organizaciones sociales y sindicatos. Se espera, claro está, un acto en el que haya fuertes críticas a la Justicia en un año en el que la exjefa de Estado puede recibir más malas noticias por parte de los tribunales.

En el último 24 de marzo el Gobierno movilizó dividido. La Cámpora mostró músculo político con una masiva marcha por el Día de la Memoria, de la que no participó el Presidente. Para este año la organización de Máximo Kirchner se ilusiona con una convocatoria más amplia, que incorpore incluso a algunos sectores afines al albertismo como el Movimiento Evita. “Hay que militar la inocencia de la Vicepresidenta”, repiten.

En el conurbano, especialmente en la primera y tercera sección electoral, ya se pueden empezar a ver las primeras pintadas que convocan a la movilización. La propia Cristina Kirchner había llamado a esta movilización en su último acto en público, en diciembre pasado, en Avellaneda. “Es importante que ese día movilicemos con una consigna: Argentina y democracia sin mafias, nos lo merecemos”, sostuvo.