Cadena del Interior

miércoles 17 abril, 2024

Ex empleados de una panadería recibieron la matrícula y ya funcionan como cooperativa

Villa Mercedes. Era el último respaldo legal que requerían los exempleados de Las Camelias para seguir adelante con su lucha. La certificación fue entregada por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social.

Los exempleados de Las Camelias lo dejaron claro: ya se sentían un equipo desde el primer día en que empezaron una lucha contra su antigua patronal. Pero ayer, las emociones igual estaban a flor de piel porque recibieron la matrícula definitiva que los habilita a producir y comercializar como cooperativa, lo que representa el último respaldo legal que necesitaban para seguir adelante con un nuevo esquema de organización laboral.

Quienes les entregaron el documento fueron algunos funcionarios del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), quienes además manifestaron todo su apoyo a la cruzada que iniciaron las 21 personas que trabajan en la panadería.

“Desde que empezaron el conflicto con la patronal, se pusieron en contacto con nosotros y hemos ido acompañando desde lo administrativo todo el trámite que requiere hacer una cooperativa, en medio de un conflicto judicial, con un empleador que reclama y que impide. Y realmente es muy importante para nosotros y nosotras poder hacer esta entrega de forma presencial, porque creemos que el camino que recorrieron ellos y ellas es el que muchos hombres y mujeres de nuestro país pueden seguir para encontrar una forma de trabajo autogestivo y sano”, expresó Zaida Chmaruk, la directora del organismo que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

“Tenemos un grupo de WhatsApp y esta mañana (por ayer) hablábamos de que sentíamos el mismo nerviosismo de los primeros días cuando empezó nuestra huelga, con la diferencia que ahora el miedo no era tan gigante como el que teníamos en aquellos momentos de incertidumbre. Consideramos que estamos un pasito más cerca de lograr nuestro objetivo que es subsistir con un trabajo digno”, manifestó Gabriela Luque, una de las integrantes de la panadería que ahora lleva el nombre de 20 de Julio, en homenaje al día en que empezaron las protestas.

La mujer dijo que pretenden ir más allá y aspiran a que la cooperativa pueda ser generadora de fuentes de empleo para otras personas que lo necesiten, además de ser un actor activo en la sociedad. “El sueño parece más real, más posible y es gracias a todo el pueblo que nos acompañó desde el primer momento”, planteó.

Un conflicto, una toma y un nuevo inicio

El 20 de julio de 2020, las 21 personas que en ese momento eran empleadas de Las Camelias decidieron ponerle fin a una relación de dependencia muy conflictiva. Alzaron su voz y tomaron el local comercial en protesta por salarios atrasados e irregularidades en la cobertura de la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) y de la obra social.

Con el paso de los días, los trabajadores empezaron a producir y vender viandas para solventar sus gastos y encontraron un gran apoyo de la comunidad.

Finalmente, se conformaron como cooperativa y entablaron un sistema organizativo totalmente diferente al que tenían antes, donde las ganancias y los gastos se reparten en partes iguales entre todos los miembros de la asociación.Consideramos que estamos un poquito más cerca de lograr nuestro objetivo, que es subsistir con un trabajo digno. Gabriela Luque.

Ataliva Dinani, quien oficia de abogado de las empresas recuperadas que se vinculan con el instituto, explicó que la matrícula “funciona como el DNI para las personas y es la identificación que tendrá en el mundo legal. Ahora corresponde que gestionen el CUIL y van a poder facturar como cualquier otra compañía de Villa Mercedes”. Y agregó que esta figura les permitirá presentar proyectos en diferentes organismos estatales, aspirar a créditos, ampliar su capacidad productiva, entre otras cosas.

El acto de entrega fue mucho más simbólico que formal, porque el trámite ya estaba completo. Pero la importancia para los socios y para la comunidad fue tal que una gran cantidad de militantes de agrupaciones políticas y sociales se congregaron en la esquina de 25 de Mayo y Juan Llerena, donde está el local comercial. Con aplausos, acompañaron cada intervención en una pequeña conferencia de prensa y luego se quedaron para una charla formativa sobre este tipo de organizaciones.

Dejá un comentario