Cadena del Interior

viernes 14 junio, 2024

Alberto Cormillot habló de su salud tras recibir el alta médica: “Estuve internado en tres sanatorios distintos”

El doctor publicó un extenso mensaje tras ser dado de alta del centro integral de Tratamiento y Rehabilitación Fleni. El médico nutricionista había sido internado por un fuerte dolor de espalda

El último viernes, el doctor Alberto Cormillot fue internado en el Fleni, algo que generó mucha preocupación. Sin embargo, antes de generar especulaciones, el mismo médico aseguró que no había ningún problema de gravedad, solo que acudió al centro de asistencia para realizarse unos estudios.

El nutricionista ingresó por un fuerte dolor de espalda y fue sometido a varios estudios para descartar posibilidades entre una lesión muscular o cálculos renales. Ya recuperado, este domingo Cormillot habló de su salud y agradeció a los profesionales que los trataron y los mensajes de cariño y la preocupación del público. “A raíz de un dolor tan fuerte como poco claro, esta semana estuve internado en tres sanatorios distintos”, contó en una extensa publicación que compartió en sus redes sociales.

El primer día estuvo en el CEMIC, Fundación Hermenegilda Pombo de Rodríguez, donde descartaron daños en el aparato urinario y parte baja del abdomen. Después, en el ICBA Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, donde descartaron problemas cardíacos. Y finalmente, en el FLENI, donde estuvo más tiempo. El profesional agradeció al Director Médico de la institución, a todo el equipo de profesionales, incluidos especialistas, enfermeras, mucamas, camilleros y técnicos. “Como muestra mínima de lo que siento y mi agradecimiento, comparto algunas imágenes; aunque lamentablemente no tengo de todas las personas que me acompañaron. Toda gente muy especial”, destacó.

Hasta donde pude apreciar, los profesionales que forman parte del FLENI se destacan por lograr que la transdisciplina trascienda sus espacios. Por último, gracias a todas las personas que se preocuparon o estuvieron en contacto conmigo para actualizarme o brindarme algún tipo de apoyo. Todo mi cariño y abrazos fuertísimos”, completó.

“Muchas gracias por los mensajes de cariño y pronta recuperación! Estoy en casa, muy bien acompañado. Los leo ¡Gracias!”, publicó luego Cormillot para agradecer cada mensaje de aliento y apoyo por la situación que vivió durante este fin de semana.

Cabe recordar que, a sus 84 años, Cormillot practica distintas disciplinas como tap y telas, entre otras. Y se supone que algo de esto puede haberle provocado el malestar. “Lo que pasa es que el dolor era muy fuerte, por eso estuvo con morfina y ahora lo pasaron a corticoides. Y recién ahora está frenando. Pero bueno, primero tuvieron que descartar todo el resto empezando por la mayor complicación que podría llegar a ser y dejar para lo último lo más leve. Y, por suerte, va mejorando”, dijo su esposa Estefanía Pasquini en diálogo con Teleshow.

Hace unas semanas, en una entrevista con Infobae, desde la Feria del Libro, el médico brindó sus consejos para vivir más y mejor. “Me preparo para llegar a los 104 años”, afirmó junto a su pareja  y su hijo de un año y medio, Emilio. Luego, brindó una serie de recomendaciones muy útiles para cumplir con este propósito. “Primero hay una carga genética, algo de suerte y acceso a la salud. Hay otra parte que tiene que ver con los hábitos y que implica tener una alimentación saludable. Actividad física cuatro o cinco veces por semana, 150 minutos. No fumar. Beber alcohol en forma moderada y hacerte los chequeos”, fueron algunas de sus sugerencias.

Cormillot aseguró que hay algo que tiene mucho impacto en la salud de las personas: el humor. “La gente que tiene mal humor tiene más hipertensión y le aumentan las hormonas que hacen daño al cuerpo. El corazón se daña en las personas malhumoradas. Tener una buena convivencia con los demás es una de las cosas que ayuda a vivir mejor. Y después tener un propósito: yo tengo un propósito porque tengo que entregarle un diploma a ese niño que está ahí”, concluyó mientras señalaba a su pequeño hijo.