Cadena del Interior

viernes 23 febrero, 2024

Persecución y abuso de autoridad en Villa Mercedes: Frontera denunció a mujeres que lo criticaron en las redes sociales

Opinaron en sus perfiles y el intendente pidió que se retractaran. Trascendió que hay otras cuatro que sufren el hostigamiento del jefe comunal.

Frontera envuelto en nueva polémica

El intendente de Villa Mercedes, Maximiliano Frontera, quedó nuevamente envuelto en un escándalo luego de que se conociera, al menos hasta ahora, las querellas por calumnias e injurias a mujeres de esa ciudad que lo criticaron por redes sociales.

Uno de los casos es el de Carina Orellana quien el año pasado a través de su perfil de Facebook, realizó un descargo acusando al jefe comunal de “mano larga” por la presunta existencia de una denuncia de violencia de género por parte de su ex pareja.

El comentario llegó a Frontera e inmediatamente se dirigió a la Justicia. 24 horas más tarde la notificación llegó hasta el domicilio de la mujer.

Orellana, con el patrocinio del abogado Lucas Gieco, realizó una presentación, pero el juez de Garantía Nº 4, Santiago Ortiz, no hizo lugar. Inmediatamente agotaron la siguiente instancia y la Cámara de Apelaciones tampoco les dio la razón.

“Están dejando muy claro que no tienen perspectiva de género los jueces porque tanto Ortiz como la Cámara está siempre a favor de él (por Frontera) y de sus dichos, no me permiten hablar y explicar las cosas que publiqué. Me hago cargo de lo que dije, porque lo sé de buena fuente”, manifestó la mujer en declaraciones al programa Bendito Viernes de Villa Mercedes.

Ahora, Orellana presentó dos recursos ante el Superior Tribunal de Justicia, uno de casación y otro extraordinario de inconstitucionalidad para que el máximo órgano rechace la denuncia del intendente.

“En su momento tuve mucho miedo, pero vamos a ir hasta las últimas consecuencias porque hasta la fecha sigue todo esto sin resolverse. Le he dicho a mi familia y a mi abogado que si a mí me llega a pasar algo, lo hago responsable al intendente”, aseguró.

Y agregó: “Siento como que esto es personal, una persecución que me hace, porque quizás hay cosas que no han resuelto con mi pareja, y por no ir contra él, viene por mí que soy mujer. Lo he tomado así”.

En la denuncia, Frontera exigía a las mujeres que se retractaran de sus dichos.

“¿Dónde están nuestros derechos, la democracia, el poder hablar libremente, expresar lo que sentimos? ojalá que esto mejore”, planteó.

Isabel Hidalgo es otra de las mujeres que enfrenta una situación similar. Coordina un comedor en Villa Mercedes y publicó en las redes que tras negarse a colgar una foto del intendente Frontera en el espacio donde se alimentan vecinos, la Municipalidad le quitó la asistencia.

“No pienso retractarme. Sólo me he quejado de la situación económica de la gente, de cómo se trabaja en la política social y se usa a las personas y mi lucha por no politizar el comedor. Es por eso que hace este tipo de persecución”, señaló la mujer en declaraciones al mismo medio.

“No estuvo mal lo que dije, si quiero puedo seguir publicando porque tengo derecho de decidir y expresar mis pensamientos, estamos en una democracia. Lo que hace él, es de dictador”, cerró.

Por otra parte, se conoció que Frontera también está involucrado en el hostigamiento de otras cuatro mujeres.

Una es Miriam, dueña de un carrito de comidas, denunciada por vecinos porque supuestamente arrojaba aceite en la vía pública y en realidad estaba limpiando un espacio de trabajo. “Esa es la persecución que sufro del intendente hacia mi negocio”, dijo.

Otro caso es una denuncia en el Colegio de Abogados contra la letrada Teresa Delfino, porque participó de una serie de reclamos mientras regía la pandemia para que los inspectores municipales no obligaran a los comerciantes a cerrar sus locales.

Nestor Miranda