Cadena del Interior

viernes 19 abril, 2024

Por las limitaciones oficiales, una empresa canceló la fiesta de cuatro promociones

Desde Parthenon (San Luis) les comunicaron que no se concretará la celebración porque “no es rentable” hacerla únicamente para los estudiantes. Los padres dicen que les devolverían el 60% de las tarjetas.

Las fiestas de egresados 2020 se convirtieron para los estudiantes y los padres en un gran dolor de cabeza durante la pandemia. Primero fueron las idas y vueltas del Gobierno para permitir los festejos, luego la cantidad de invitados y ahora los inconvenientes con las empresas contratadas.

A una semana de concretar el evento que esperaron durante tantos años de estudio, los alumnos del Centro Educativo Lucio Lucero recibieron la comunicación de que sería cancelado. Tenían prevista la cena para el sábado 19 en el salón Parthenon, en la zona sur de la ciudad.

La mamá de una alumna, Mariela Salinas contó que desde la organización les transmitieron la imposibilidad de hacerla por “la cantidad de chicos”. En la escuela había 54 alumnos que seguían con la intención de la fiesta, mientras que la empresa acepta un mínimo de 200.

Salinas explicó que otros cuatro establecimientos se encuentran en la misma situación: Polo Godoy Rojo, Juan Crisóstomo Lafinur (Nacional), Bartolomé Mitre y Manuel Belgrano. Los del último colegio optaron por trasladarla a enero.

“Pedimos que con lo que tengan la hagan. Al aire libre, en mesa americana o como sea, mientras estén cuidados y cumplan con los chicos”, sostuvo.

Asimismo tuvo en cuenta que detrás de los egresados “hay muchas familias y papás sin trabajo que debieron sacar préstamos”.

“Son muchas ilusiones que no nos pueden romper a siete días. Es muy triste verlos llorar. Cuando el gobernador (Alberto Rodríguez Saá) dio el anuncio empezamos a comprar entradas, ropa y todo”, recordó. Luego de eso, la celebración quedó limitada a los alumnos y a un tutor cada 20 de ellos.

“Los vestidos iban desde $10 mil a $60 mil. Sacaron de donde no tenían para pagarlo”, subrayó.

Salinas dijo que desde Parthenon en ese momento les cambiaron la modalidad del evento al estilo americano (una mesa donde los asistentes deben servirse) y el horario sería de 22 a 4 de la madrugada. “Accedimos para que pudieran tener su esperado último día”, afirmó.

Del mismo modo, mencionó que desde el salón sólo les devolverán el 60% de lo que ya pagaron, aunque no tienen una fecha estipulada para hacerlo. Este medio intentó comunicarse con un referente de la empresa, pero no fue posible.

Para firmar el contrato, en agosto del 2018, los estudiantes debieron abonar las tarjetas a un costo de $900. Las que pagaron los familiares en las últimas semanas ya tenían un valor de $3500.

A partir de esto, la madre explicó que “los padres ya pusieron lo poco que tenían ahí”, y por eso descartan pedirle al Gobierno otros lugares que pondrían a disposición. “Incluso el colegio tiene un salón, pero debemos llevar todo y es muy difícil el tema del dinero”, señaló.

Por la tarde de este lunes, los tutores tenían previsto mantener una reunión con los representantes del salón de fiestas.