Cadena del Interior

viernes 14 junio, 2024

Descontrol en Año Nuevo: sin tapabocas ni distancia social, miles de jóvenes festejaron en parques y plazas de CABA

Se reunieron en distintos puntos de la Capital Federal durante la madrugada y parte de la mañana para celebrar la llegada del 2021. En algunos lugares la Policía pidió mantener la distancia con megáfono. En la costa atlántica también se registraron episodios similares

Al igual que en la madrugada del 25 de diciembre, las primeras horas del 2021 mostraron una misma postal que seguramente habrá preocupado a las autoridades sanitarias en medio de la pandemia de coronavirus: miles de jóvenes en distintos parques, plazas y calles de la Ciudad de Buenos Aires reunidos si ningún tipo de control para festejar el Año Nuevo. En todos los escenarios de la Capital la constante fue la falta de tapabocas y distanciamiento social.

Según se observó, cientos de grupos de adolescentes y adultos jóvenes se juntaron con botellas de alcohol, heladeras y música a todo volumen reproducida a través de parlantes portátiles. Muchos se instalaron apenas pasada la medianoche y se mantuvieron hasta la salida del sol.

Lugares como Parque Chacabuco o Parque Saavedra fueron los elegidos por los chicos para recibir el nuevo año. Si bien son puntos de la Ciudad con gran espacio que permiten reuniones al aire libre relativamente seguras, se incumplieron las medidas básicas aconsejadas por las autoridades para evitar la propagación del coronavirus.

Fue por eso que en algún momento de la mañana, efectivos de la Policía de la Ciudad pidieron con megáfonos que los jóvenes mantuvieran el distanciamiento social. Además agentes de control del gobierno porteño recorrieron la zona para inspeccionar como transcurría la mañana. Sin embargo no hubo caso y los jóvenes se mostraron cerca unos de los otros, obviando las recomendaciones sanitarias. Al parecer la presencia de las autoridades no hizo el efecto deseados en los que concurrieron a las plazas.

Con el amanecer se vio además otra imagen lamentable. Los parques y las plazas, una vez finalizados los festejos, quedaron llenos de botellas y basura de todo tipo. Incluso a pesar de que en algunos casos los propios jóvenes se llevaban sus residuos. Por eso personal de limpieza de la Ciudad comenzó a trabajar desde las primeras horas para tratar de evitar que los senderos y el césped permanecieran plagados de cartones, papeles y latas.

Dejá un comentario