Cadena del Interior

miércoles 17 julio, 2024

Piden que se investigue la responsabilidad judicial y policial por la desvinculación de una niña de su familia de guarda

En Eldorado, Misiones, la jueza de Familia Corina Jones determinó que una niña de tres años se desvincule de su familia de crianza para darla en adopción a una pareja de policías, alegando que la menor estaba bajo dicho cuidado “en carácter transitorio”.

Tras la viralización de las imágenes en que la pequeña es arrancada de los brazos de su madre adoptiva por parte de efectivos de la Policía, la Defensoría de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, en conjunto con su organismo par en Misiones, emitieron una declaración conjunta en la que pidieron que se determine la responsabilidad de los actores judiciales y se investigue el proceder de las fuerzas policiales.

En la misma, solicitaron:

  • Informes y copias de las actuaciones administrativas y judiciales, para realizar las presentaciones y recomendaciones que garanticen el interés superior y el desarrollo integral de la niña
  • Intervención del Superior Tribunal de Justicia de Misiones y la instrucción de las investigaciones correspondientes para determinar responsabilidad de los actores judiciales.
  • Que el Ministerio de Gobierno investigue e inicie sumario administrativo por el proceder de las fuerzas policiales
  • Analizar con los organismos correspondientes lo actuado
  • Promover espacios de capacitación en materia de niñez y familia, como así también en materia de género y prevención de la violencia institucional

mbos organismos consideraron que cualquier decisión administrativa y judicial en materia de adopción debe observar que “esta institución jurídica tiene por objeto la restitución del derecho de todo niño, niña o adolescente a vivir en familia”.

Además, puntualizaron en que las autoridades judiciales y administrativas deben preservar a los menores “de escenarios de conflictos y de violencia personal e institucional”. En relación con ello, señalaron que el uso de la fuerza debe ajustarse a protocolos “orientados a la protección física, psíquica y emocional de las niñas, niños y adolescentes”.

Por otra parte, creyeron necesaria la actuación de los organismos de protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes de la provincia y dijeron que las decisiones respecto a los mismos deben tomarse en tiempo oportuno y con la debida participación de los menores y su familia de origen.

Desde la Defensoría nacional y de Misiones explicaron, también, que a las niñas, niños y adolescentes hay que brindarles espacios de información sobre las decisiones que hacen a sus derechos, “para que de conformidad a su edad y grado de madurez, puedan ejercer su derecho a ser oídos y que su opinión sea tenida debidamente en cuenta”.